sábado, 19 de julio de 2014

NUEVA REFORMA DE LAS MUTUAS Y DE LA GESTIÓN DE LA INCAPACIDAD TEMPORAL.


Hay es nada!!. Fatima Ibáñez anuncia que el Consejo de Ministros remite al Parlamento la Reforma de la Ley de Mutuas y de Gestión de la Incapacidad Temporal. A falta de acceso al redactado definitivo, pero habiendo leído ya el anteproyecto e incluso el dictamen del Consejo de Estado al respecto, y reservándonos para realizar un estudio en más profundidad cuando se apruebe la ley definitiva, queremos realizar dos críticas muy duras contra este proyecto.

La primera de ellas es, evidentemente, contra el mantenimiento, refuerzo y perpetuación de las mutuas de accidentes de trabajo. Llamarlas ahora, de forma eufemística, "mutuas colaboradoras de la seguridad social", no desvirtúa ni su origen histórico -la mayoría de ellas concebidas y nacidas durante el Franquismo- ni su naturaleza jurídica como "asociaciones de empresarios sin ánimo de lucro que colaboran en la gestión de la seguridad social". ¿Sin ánimo de lucro?, ¿asociaciones de empresarios?. Es absolutamente injustificable, en nuestro sistema de seguridad social que permanezcan "vivas" estas instituciones privadas que gestionan dinero público -cotizaciones a la seguridad social-, por mucho que se insista en la tutela y vigilancia del Ministerio de Empleo. Recientes noticias nos informaron del destino del dinero público que gestionan, y que no eran las prestaciones de los trabajadores accidentados, y así sabemos que se procedió penalmente contra Mutua Universal o que se denunció a FREMAP (*) por obras ilegales en su hospital de Majadahonda o poner a disposición de sus directivos coches de gama (muy) alta. Ya hemos vivido situaciones escandalosas con instituciones parecidas...¿o no tenemos reciente aún en la retina lo que pasó con las Cajas de Ahorros?. Pues eso, el PP perpetúa el control privado de miles de millones de euros de nuestras cotizaciones......

La segunda cuestión es la que más preocupa al colectivo de trabajadores. Y es que la norma en cuestión viene a establecer un sistema que permitiría a las mutuas otorgar altas médicas en procesos de incapacidad temporal por enfermedad común. Y además se establece para, dice la ministra, "mejorar la salud de los trabajadores". Lo siento, pero mi comentario ha de ser irónico y hasta chabacano: "que jodía es Usted!!!"....Y aunque yo también estoy preocupado por este sistema de "propuesta de alta motivada", que en realidad ya existe en nuestra normativa, la situación no va a ser peor que la que padecemos actualmente, en que la Inspección Médica -esta sí, del Servicio Público de Salud- o incluso el propio INSS están cursando altas médicas continuamente de forma discrecional. Como anticipo, se ha publicado el Real Decreto 625/2014, de 18 de julio, por el que se regulan determinados aspectos de la gestión y control de los procesos por incapacidad temporal en los primeros trescientos sesenta y cinco días de su duración, pero no varía sustancialmente lo que hemos indicado, ya que regula un procedimiento de "propuesta de alta" descafeinado, en el que afortunadamente la mutua no puede decidir sobre la extinción del derecho del trabajador al subsidio de incapacidad temporal.

Estaremos atentos al trámite parlamentario e iremos informando y, por supuesto, criticando.

(*) FREMAP fue hasta el año 1992 MAPFRE, fundada en 1933, al amparo de la Ley de Accidentes de Trabajo, como compañía aseguradora mercantil de accidentes laborales constituída por empresarios agrícolas, con la denominación de M(utualidad) de la A(sociación) de P(ropietarios) de F(incas) R(ústicas) de E(spaña), que de esa forma "protegían" a sus empleados en el campo. ¿Que les parecería que Coca Cola, o cualquier otra multinacional pudiese tener su propia mutua de accidentes?, mal, ¿verdad?....pues eso son las mutuas...y seguirán siéndolo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Te contestaré lo más rápido que me sea posible, pero ten paciencia. Mi opinión no sustituye la de un profesional jurídico que pueda asesorarte directamente y examinar documentación.