miércoles, 1 de abril de 2015

CHARLA SOBRE EL AMIANTO EN CERDANYOLA

Col.lectiu Ronda organiza una charla informativa sobre la peligrosidad del amianto y como defender los derechos que amparan a las personas que han estado expuestas a este maineral potencialmente mortal para la salud.

En la charla participarán las abogadas Raquel LafuenteEsther Pérez y Esther Costa, miembros del equipo jurídico del Colectivo Ronda expertas en la materia, y el doctor José Tarrés, especialista en patologías relacionadas con el amianto y médico en el CAP de Cerdanyola.

Sábado, 11 de abril de 2015
18h.
Centro Cultural de RIPOLLET
Rambla Sant Jordi, 2


La ciudadanía de Ripollet, como la de Cerdanyola, sabe perfectamente que la palabra amianto y el nombre de Uralita son, desgraciadamente, sinónimos de muerte, sufrimiento y graves patologías. No podría ser de otra forma en unas localidades que han vivido durante décadas a la sombra de la gigantesca fábrica de esta multinacional. Localidades donde casi todo el mundo podría mencionar el caso de alguien que ha enfermado o ha muerto como consecuencia de la exposición a las fibras de amianto. Hay que recordar que sólo en estos municipios y basándose en los datos y exámenes recogidos en los correspondientes centros de atención primaria, han sido certificados más de 900 casos de enfermedades relacionadas con el amianto. Una cifra infinitamente alejada de la que se puede recoger en municipios donde no se han asentado fábricas que utilizaran el amianto como materia prima de su producción, tal y como es el caso de URALITA.

En el transcurso del tiempo, han sido cientos, tal vez miles, las personas que han trabajado en la fábrica de Uralita en Cerdanyola. Muchos de ellas han enfermado o han muerto como consecuencia de la inhalación de las fibras de amianto en un centro de trabajo o, reiteradamente, ha quedado perfectamente acreditado que se incumplían las medidas de seguridad destinadas a proteger su salud frente al riesgo que supone la exposición al asbesto. Desgraciadamente, en los próximos años todavía enfermarán y morirán muchas más, ya que las patologías provocadas por el amianto tienen largos periodos de latencia y pueden tardar en manifestarse hasta 30 años.

Todos estos extrabajadores afectados así como sus familias tienen derecho a ver reconocida la responsabilidad de Uralita en su situación y ser compensadas por el daño sufrido, recibir atención médica especializada y percibir incrementos de sus prestaciones de jubilación, invalidez o viudedad, en aquellos casos en que la enfermedad ha acabado por provocar la muerte. Así lo reconocen muchas sentencias -incluyendo resoluciones del Tribunal Supremo- conseguidas por el Colectivo Ronda.

Desgraciadamente, no sólo encontramos víctimas del amianto entre los miles de personas que a lo largo del tiempo han trabajado en la fábrica de Uralita en Cerdanyola. El colectivo de afectadas también incluye las llamadas víctimas pasivas, es decir, personas que no han trabajado nunca en la Uralita o fábricas donde se utiliza este material pero que han entrado en contacto con el amianto en su propio hogar a través, por ejemplo, de las fibras adheridas a la ropa de trabajo de los familiares que sí trabajaban. O, incluso, personas afectadas por el amianto por el simple hecho de haber sido vecinas de las fábricas sin saber que el polvillo que todo lo impregnaba a su alrededor era potencialmente mortal.

Derechos de las víctimas
El Colectivo Ronda hace más de 30 años que trabaja en defensa de las víctimas del amianto, tanto de las personas que han estado en contacto con las fibras de asbesto por su actividad profesional como en representación de estas víctimas pasivas de las que hablábamos. Una larga lucha por el reconocimiento jurídico y social de las personas afectadas que en todo este tiempo ha servido para conseguir numerosas sentencias de gran trascendencia y carácter pionero como la que recientemente ha servido para obligar Uralita a abonar más de 700.000 € en concepto de indemnización a los familiares de 4 mujeres que murieron como consecuencia de las patologías provocadas por la inhalación de las fibras de amianto adheridas a la ropa de trabajo del padre de una de ellas y los maridos de las otras tres, todos ellos empleados de la empresa en las instalaciones de Cerdanyola del Vallès.

Para dar a conocer el contenido de sentencias como ésta y cuáles son los derechos que nos amparan como personas expuestas al amianto por la presencia de Uralita en la zona, Colectivo Ronda organiza una charla informativa dirigida al conjunto de la población donde también participará el prestigioso doctor José Tarrés, neumólogo, experto en patologías relacionadas con el amianto y máximo responsable de los estudios realizados en las localidades de Cerdanyola y Ripollet que han permitido demostrar la mortífera incidencia del amianto entre la población de estas y otras localidades vallesanas.

La asistencia a la charla es completamente gratuita y abierta a la participación de todos los interesados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Te contestaré lo más rápido que me sea posible, pero ten paciencia. Mi opinión no sustituye la de un profesional jurídico que pueda asesorarte directamente y examinar documentación.